Michele Pirro sufrió un terrible accidente al inicio de la segunda sesión de entrenamientos libres del GP de Italia y fue traslado al hospital de Florencia, a aproximadamente a una hora en coche desde Mugello.

El corredor, que llegó a recuperar la consciencia, salió del circuito con lesiones: sufre contusión torácica, abdominal y lumbar, además de una subluxación acromioclavicular. “La exploración neurológica es estrictamente normal”, según informó el jefe de los servicios médicos de MotoGP, Ángel Charte.

El italiano perdió el control de su moto en la frenada de la primera curva. Primero, soportó unos pocos coleteos de la máquina, instantes después salía volando por los aires a gran altura y velocidad y, por la brutal reacción de la moto, sufrió un tremendo impacto sobre el suelo. Dio unas cuantas vueltas, ya sobre la grava, y terminó tendido boca abajo.

Una ambulancia se desplazó inmediatamente a aquella primera curva. Al cabo de unos minutos fue evacuado de la pista. Había recuperado la consciencia. Ya en el centro médico del circuito italiano, a donde fue trasladado, Paolo Ciabatti, director del equipo Ducati, informó de que movía brazos y piernas, aunque no recordaba nada de lo sucedido. El gran impacto y las fuertes contusiones obligaron a trasladarlo a un hospital en Florencia, donde se le deben practicar más pruebas.