Más de 300 reclutas se enferman

0
16

Días después de un brote de E. Coli en El Cuartel de Reclutamiento de los Marinos (MCRD), 86 reclutas siguen enfermos, 19 de los cuales se enfermaron recientemente, confirmaron autoridades de salud el jueves en una actualización.

La exposición a E. Coli afecta tanto a MCRD San Diego como a las instalaciones de entrenamiento del campo de comando en Edson Range en Camp Pendleton, en California.

El brote se anunció por primera vez el lunes cuando la enfermedad diarreica enfermó a más de 300 reclutas marinos, dijo un vocero de MCRD. Más de 5,500 reclutas están en entrenamiento.

Desde entonces, cientos han mejorado.

Ochenta y seis reclutas aún presentan síntomas de la enfermedad, dijeron las autoridades. Diecinueve de esos son casos nuevos.

“El comando continúa tomando medidas de precaución y cuida a los afectados”, dijo el general William Jurney, comandante general, MCRD San Diego.

Dieciséis reclutas han sido admitidos en un centro médico fuera de la base. Los otros casos están siendo tratados dentro de la base.

Se está llevando a cabo una investigación para determinar la fuente de la bacteria E. Coli.

“Estamos trabajando para identificar la causa de la enfermedad, asegurándonos de que nuestros reclutas afectados puedan regresar a la capacitación lo antes posible y de que la formación continua de los reclutas no se vea afectada”, agregó Jurney.

Los reclutas con síntomas de E. Coli se aislarán para prevenir la transmisión de la enfermedad a sus compañeros.

Shutterstock

Se aumentarán los requisitos de higiene con énfasis en el lavado de manos.

MCRD San Diego se someterá a una limpieza exhaustiva para garantizar una desinfección adecuada.

La Unidad de Medicina Preventiva del Centro Médico Naval de San Diego inspeccionará el cuartel, los comedores y las áreas comunes.

Los reclutas recibirán orientación sobre cómo identificar los síntomas.

MCRD notificará a las familias si el brote afecta la fecha de graduación de un recluta debido a una capacitación perdida, si el recluta debe permanecer a bordo de la instalación o si su recluta está hospitalizado.

Los funcionarios proporcionarán actualizaciones adicionales para mantener a las familias informadas en Twitter hasta que desaparezca el brote.