Luis Suárez, Undiano Mallenco, Mestalla… ¡Tengamos la fiesta en paz!

0

En la ida, Paulista y Suárez tuvieron varios roces.

Se acumula el alto voltaje en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey que enfrenta este jueves en Mestalla al Valencia contra el Barcelona. Los últimos partidos entre los che y los azulgranas, sobre todo los que se juegan en territorio de los primeros, acostumbran a ser espectáculos de alto nivel a los que no les falta de nada. Lejos queda el 7-0 que encajó Nevilla en el Camp Nou. Ahora, las fuerzas están más igualadas, el reglamento se desafía y la tensión es tendencia. La polémica se sirve a menudo y hay varios elementos que pueden depararla también esta noche.

Suárez, a las puertas de la final… y de la sanción

Luis Suárez no guarda buen recuerdo de las dos últimas finales de Copa del Rey que ha jugado el Barça. En la de 2016, contra el Sevilla, sufrió una lesión muscular que después le apartaría de la Copa América. La de 2017 directamente no pudo disputarla por culpa de una sanción. Llegó apercibido a la vuelta de las semifinales frente al Atlético de Madrid y no sólo no evitó ver la amarilla, sino que Gil Manzano le expulsó en el tramo final.

El uruguayo saltará esta noche al césped de Mestalla otra vez con la amenaza de suspensión. “La agresividad que Luis tiene en ataque, en cuanto a buscar espacios y el gol, nos viene muy bien, aunque a veces le provoque tarjetas de más”, dijo Ernesto Valverde sobre el carácter de su delantero titular.

El técnico extremeño no piensa más que en superar la semifinal y pasa por encima de posibles sanciones, pero confía en la experiencia de ‘Luisito’ a la hora de afrontar un partido que se presume volcánico después de la tensión de la ida y teniendo en cuenta otros precedentes en feudo valencianista. El duelo del ex del Liverpool con Gabriel Paulista promete chispas, aunque la amarilla puede ejercer de atenuante.

También jugarán condicionados

Más allá de Suárez, hay otros jugadores apercibidos de sanción en los dos equipos. Por parte azulgrana, deberá estar alerta Jordi Alba, que tampoco suele ser bien recibido en Mestalla por su pasado che y su salida al Barça en 2012. De hecho, el lateral se quejó del trato de su exafición en la última visita. Mientras, en el Valencia jugarán condicionados Kondogbia, Mina, Vezo y Guedes. Sobre todo el medio y el extremo serían bajas muy sensibles para Marcelino en una hipotética final.

Recibimiento en Mestalla

Mestalla, pese a los mareos con el precio de las entradas, registrará un ambiente espectacular. Ayer hasta última hora se multiplicaron las colas para sacar entradas. También habrá un tifo que cubrirá toda la grada excepto la zona de tribuna y será el colofón a un recibimiento histórico que dará comienzo a las puertas del estadio dos horas antes del pitido inicial.

El papel de Undiano Mallenco

Si el encuentro ya llega a Mestalla bastante subido de revoluciones, la designación del árbitro Undiano Mallenco despierta aún más dudas. El Valencia tiene un mal recuerdo del colegiado navarro. Precisamente el año pasado fue el encargado de dirigir el Valencia-Barcelona de Liga que se llevaron los culés (2-3). El Valencia se quejó amargamente de aquel arbitraje. Pitarch, entonces director deportivo, dijo que no había sido “digno”. Se pidió un penalti de Umtiti a Rodrigo y un gol en fuera de juego de Messi en el que Suárez tapaba al portero. Al margen de perdonar la expulsión a Busquets tras un agarrón en el centro del campo que hubiera supuesto la segunda cartulina amarilla.

Una media de más de seis tarjetas

Precisamente las tarjetas han marcado los 10 últimos precedentes entre ches y culés. ¡Se vieron nada menos que 62! La cifra es superior a la media.