Existe una empresa que está haciendo realidad las primeras casas impresas en 3D y en 24 horas. La empresa es ICON y usando una técnica similar a las impresoras 3D que inyectan plástico, se ha logrado crear un modelo de casa que se venderá por poco dinero.

La técnica es un robot que usa una línea de hormigón para crear las paredes. Crea una doble línea para que exista un aislamiento y se mantenga la casa fresca en verano y caliente en invierno.

Esta empresa emergente se ha aliado con la ONG New Story, enfocada a diseñar casas baratas para países pobres o zonas donde ha ocurrido una catástrofe natural o social.

El precio de cada casa en la actualidad es de 10,000 dólares. Según ICON el precio de cada vivienda podría reducirse hasta los 4.000 dólares si se logran crear un número más alto de pedidos. Tienen 74 metros cuadrados y tres estancias.

El primer proyecto se llevará a cabo en nuestro país, aunque existe la posibilidad de expandirse a Haiti y Bolivia.

Con información de Clipset.