James Harden volvió a hacerlo. Después de que su jugada sobre Wesley Johnson, al esperó a que se levantara tras dejarle en el suelo, diera la vuelta al mundo, el escolta de los Houston Rockets ha vuelto a deleitar a los aficionados al baloncesto con otra jugada en la que además de su excelente manejo de balón, hace gala de su gran visión de juego.

En pleno inicio arrollador de los Rockets, que acabaron imponiéndose con claridad a los San Antonio Spurs, el jugador apodado como ‘La Barba’ se quedó emparejado con Brandon Paul, quien fuera jugador del Divina Seguros Joventut de Badalona. Tras pasarse el balón por debajo de las piernas en repetidas ocasiones, Harden dejó atrás al escolta de los Spurs con un cambio de ritmo y cuando parecía que iba a dar el balón a la esquina, hizo un pase picado engañando a todo el mundo para que su compañero Nene Hilario anotara dentro de la zona.