En uno de los municipios más populosos de San Salvador, los estudiantes diariamente viven en peligro, ya que durante las noches la situación se complica más.