La dominicana Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño español Gabriel Cruz, un suceso que ha conmocionado a todo el país, pasó hoy a disposición de un juez de Almería, que en las próximas horas decidirá si la envía a prisión provisional a la espera de juicio.

La detenida llegó a un juzgado hoy tras haber abandonado minutos antes la Comandancia de la Guardia Civil de la ciudad andaluza de Almería, en cuyos calabozos ha permanecido desde que fue detenida el pasado domingo en la localidad almeriense de Vícar tras ser sorprendida con el cadáver de Gabriel en el maletero de su coche.