El exfutbolista salvadoreño, Jorge “Mágico” González, estrella del Cádiz CF, Valladolid y la Selección de El Salvador, ya es miembro del Salón de la Fama del Fútbol con sede en Pachuca, México, y que es lugar que la FIFA ha avalado para inmortalizar a los mejores jugadores de todos los tiempos.

“Mágico”, que se ganó la simpatía de los gaditanos por su exquisita forma de deslizar el balón en el césped y por las anécdotas alrededor de su vida bohemia, recibió la investidura en una elegante ceremonia realizada en el Auditorio la Gota de Plata.

Su atuendo que rompió la formalidad del evento, al portar pantalones vaqueros, camisa blanca y saco tipo americano, y su discurso hizo sentir una mezcla de emociones en sus compatriotas que siguieron la ceremonia a través de la televisión y el internet.

En su discurso tras recibir el reconocimiento González, el primer futbolista centroamericano en entrar al Salón de la Fama dijo: “Déjenme primero distinguirlos porque son, desde luego, un exquisito público. Es un placer aceptar esta petición de mi pueblo de venir y, bueno, yo también deseaba esa posibilidad de venir y agradecer por este premio. Esto se me complicó por lo mismo que ya sabemos, los nervios, porque me quedo hasta sin voz”.

El futbolista, del que leyendas del fútbol aseguran que de haber sido disciplinado hubiera formado parte de las filas del Real Madrid o Barcelona concluyó su intervención diciendo: “Gracias, Pachuca. Gracias, FIFA, por hacer esto, por hacer del fútbol algo más digno y profesional, exquisito e incomparable; y no me puedo olvidar de Diosito lindo”.

Desde ese día, Mágico comparte créditos con Johannes Cruijff, Alfredo Di Stéfano, Michel Platini, Zinedine Zidane,Franz Beckenbauer, Maradona, entre otras leyendas del fútbol.