Representantes de organizaciones que velan por la transparencia y el combate a la corrupción, así como de la Corte de Cuentas de la República analizan cuales podrían ser las principales causas para que los últimos tres ex presidentes de la república hayan sido acusados penalmente por delitos relativos a la corrupción.

Claudia Umaña, de La Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), cree que es “la falta de actuación de las instituciones lo que permite una situación de poca vigilancia y que se empiecen a perpetrar gastos que claramente son ilícitos, que se suman a la cultura de impunidad”.

Mientras que Jaime López, de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), considera que leyes como la del Organismo de inteligencia del Estado “le concede al presidente de la República poderes que son propios de un rey” para manejar información y fondos “y no le pone absolutamente ningún límite y todo eso lo deja en secreto y es de lo que se han aprovechado los ex presidentes que ahora están siendo imputados”.

Todos los ex presidentes procesados, Francisco Flores, Elías Antonio Saca y Mauricio Funes, contaron con finiquitos de la Corte de Cuentas de la República. O sea, que terminaron su mandato sin problemas por el manejo de los fondos públicos. Desde Agosto de 2017, Carmen Elena Rivas es la presidenta de la Corte de Cuentas y se desmarca de lo que ha ocurrido antes, asegura que desconoce como hicieron los ex mandatarios para obtener el finiquito. “Lo único que le puede decir es que nosotros como nueva administración de esta corte vamos a dar finiquitos solamente en los casos que procedan legalmente” aseguró.