Carla Suárez está de vuelta

0
1

Después de un largo periodo en la oscuridad, la luz de las Antípodas dio paso a Carla Suárez, cuartofinalista del Open de Australia después de firmar una heroica remontada contra la estonia Anett Kontaveit, superada después de 2h 17m de pulso: 4-6, 6-4 y 8-6. En Melbourne se está volviendo a ver, por fin, a aquella Carla Suárez que se filtró entre las mejores del circuito hace un par de años y que luego, por las lesiones y no se sabe muy bien por qué, fue diluyéndose hasta perderse en un discreto segundo plano.

El 26 de febrero de 2016 alcanzó su mejor ranking, como número seis; un año antes ya había protagonizado un buen pelotazo en abril del curso anterior, cuando desembarcó en la final del Masters de Miami y se citó con Serena Williams; más tarde (febrero de 2017) llegó su mayor éxito, el título de Doha y el derribo de otro muro; y a continuación, el infortunio, el descenso progresivo y las dificultades. El querer y no poder, el vivir en el rincón sombrío del tenis. La ruptura con su técnico de siempre, Xavi Budó, y la nueva etapa con Marc Casabó como primero.

El año pasado fue tortuoso, porque una extraña dolencia en el hombro derecho le impidió prácticamente competir, pero resuelto eso parece que está en disposición de hacer cosas importantes otra vez. Ahora, en Melbourne, ya pisa los cuartos de final, su techo en un grande. Serán los sextos que dispute, los terceros en Australia tras los de 2009 y 2016. Enfrente estará la rocosa danesa Caroline Wozniacki, rejuvenecida la exnúmero uno y fulminante este domingo: 6-3 y 6-0 a Magdalena Rybarikova (en 1h 03m).

“Yo creo que el instinto ganador siempre lo he tenido”, deslizó Suárez en la sala de prensa, “lo que pasa es que el instinto competitivo en un alto nivel, o ante jugadoras tan buenas, me cuesta sacarlo. Pero el instinto ganador”, repitió la canaria, “siempre lo he tenido”. “En cuartos nunca he jugado contra una jugadora inferior a mí en cuanto a ranking”, prolongó, “pero creo que ahora soy mucho más madura que cuando antes. No creo que haya ningún maleficio en cuartos”.

Tiene entonces Carla (29 años) la bonita opción para dar un puñetazo en la puerta de un grande. Opción que se le esfumó al asturiano Pablo Carreño, vigoroso en el arranque contra Cilic y después venido a menos: 6-7, 6-3, 7-6 y 7-6 (en 2h m). El croata, ganador del US Open 2014, es el potencial adversario de Rafael Nadal, que se mide en estos momentos al argentino Diego Schwartzman.

RESULTADOS DEL DOMINGO 21

CUADRO MASCULINO: Rafael Nadal, 6-3, 6-7, 6-3 y 6-3 a Diego Schwartzman; Marin Cilic, 6-7, 6-3, 7-6 y 7-6 a Pablo Carreño; Grigor Dimitrov, 7-6, 7-6, 4-6 y 7-6 a Nick Kyrgios; Kyle Edmund, 6-7, 7-5, 6-2 y 6-3 a Andreas Seppi.

CUADRO FEMENINO: Carla Suárez, 4-6, 6-4 y 8-6 a Anett Kontaveit; Caroline Wozniacki, 6-3 y 6-0 a Magdalena Rybarikova; Elise Mertens, 7-6 y 7-5 a Petra Martic.

Consulta el ORDEN DE JUEGO de toda la jornada.