Para muchos es un misterio cómo es que Stephen Hawking hablaba, a pesar de tener esclerosis lateral amiotrófica (ELA), y que su cuerpo se viese atrofiado hasta que tuvo que ser operado de las cuerdas vocales y perdió la voz.

Después de su muerte, a los 76 años de edad, muchas personas se preguntan cómo era posible que el reconocido astrofísico pudiese hablar y más aún, de manera tan fluida y con una voz que lo distinguía entre todos los demás.

 

La voz de Hawking es el resultado de la tecnología y un sistema informático de Intel creado específicamente para él. “Desde 1997, tengo una computadora instalada en el brazo de mi silla de ruedas”, escribió Hawking en un artículo de su web.

En ese año, Stephen Hawking conoció al cofundador de Intel, Gordon Moore, quien implementó el sofisticado software para que el astrofísico pudiese hablar.

Con el pasar de los años, Hawking perdió la funcionalidad de su dedo, por lo que se adaptaron los sensores a las mejillas de este, de manera que a través del movimiento de sus mejillas y sus lentes, él pudiese hablar.

“Interactúo con esa computadora a través de un programa llamado ACAT (Assistive Context-Aware Toolkit) que me muestra un teclado en la pantalla. Un cursor escanea automáticamente ese teclado por filas o columnas, y puedo seleccionar una letra moviendo mi mejilla para hacer detener el cursor”, explicó Stephen Hawking.

Entre los beneficios que tenía este sistema especializado para Hawking, en donde los algoritmos que utilizaba podían autocompletar sus palabras con los títulos de sus libros o frases más utilizadas.

También, se creó una voz protegida por IP que le daba ese característico acento inglés y que fue distintivo tanto en sus entrevistas como programas de televisión.

Con información de Diario Correo.