Con 36 años y alejado de las canchas, Ronaldinho, quien maravilló al mundo con su alegría y su habilidad dentro del campo de juego, anunció que no seguirá jugando al fútbol.

“Ya no tengo 26 años y estoy mirando qué vamos a hacer para finalizar la carrera. La idea es jugar un año más”, contó el futbolista en un evento en Nueva York el último miércoles.

En el último tiempo Ronaldinho ya había dejado de jugar de manera profesional y solamente participaba en amistosos con algunos clubes que lo contrataban para colmar sus tribunas y así recaudar dinero.

Sin embrago, el hombre que ganó el Balón de Oro en 2005 nunca había confirmado su retiro definitivo como lo hizo en esta ocasión: “Tengo 36 años, ya estoy viejo”.

Con 17 títulos en 18 años de carrera, Ronaldinho fue artífice de jugadas que quedarán en la historia, pero también será recordado por haber jugado siempre con una sonrisa en el rostro.

Ronaldinho debutó en 1998 en Gremio de Porto Alegre y tras un exitoso paso por Europa, regresó a Brasil en 2011 para jugar en Flamengo. Luego formó parte del Atlético Mineiro y del Fluminense en su país, tras un breve paso por el Querétaro de México.

En su carrera, “Dinho” fue aplaudido por los aficionados del Real Madrid cuando jugaba con el Barcelona, conformó junto a Ronaldo, Rivaldo y Roberto Carlos, entre otras estrellas, una de las mejores selecciones de Brasil de la historia, ganó los tres trofeos más importantes del planeta (la Champions League, la Copa del Mundo y la Copa Libertadores), supo ayudar a Lionel Messi a dar sus primeros en Barcelona y a los 36 años de edad se convirtió en leyenda.