“Tenemos que jugarlo sabiendo que acá no se nos va la vida, que es un partido de fútbol, un juego”. Rodolfo D’Onofrio también se sumó al mensaje de paz en la previa del Súper. Convocado para la cena de camaradería entre Boca, River, AFA y la gobernación de Mendoza, dejó las diferencias de lado y se propuso “disfrutar” de la final.

Consultado acerca de cómo será el partido, se excusó de opinar aclarando que “la parte futbolística es de Gallardo”, explicó que más allá de la alegría y la tristeza “el resultado no cambia nada” y destacó logros anteriores. “Cuando llegamos se pedían títulos internacionales. Y ganar una Copa Libertadores es muy difícil”, cerró.

Mirá también: “Concentración, entrega y sacrificio”

Mirá también: Para la historia

Mirá también: Revancha de River con La Casa de Papel

Mirá también: Y hubo clásico Senior

Mirá también: Tomá nota de la data

Mirá también: Lágrimas de D’Onofrio y regalo de jugadores

MENDOZA, ENVIADO ESPECIAL